Planes de pensiones: Qué son y cuáles son sus ventajas

Qué es Plan de Pensiones

Cada vez hay menos dudas acerca de la insostenibilidad del sistema público de pensiones. Por este motivo, muchas personas están optando por cubrirse las espaldas con un plan de pensiones privado.

En este artículo te contaré qué son los planes de pensiones, qué tipos existen, cómo rescatar tu dinero y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Qué son los planes de pensiones

Los planes de pensiones son un tipo de producto de ahorro e inversión cuyo objetivo es proporcionar capital en situaciones de contingencia; desempleo prolongado, incapacidad laboral, enfermedad grave…

Sin embargo, lo más normal es crear un plan de pensiones privado para ahorrar con vistas a la jubilación, es decir, para complementar o sustituir una pensión pública.

Tipos de planes de pensiones

Los planes de pensiones se pueden clasificar en base a:

Según quién lo inicie

  • Planes de pensiones individuales: son los que contratas tú como individuo, de forma voluntaria. Entre estos tipos de planes de pensiones se encuentran los ofertados por los bancos, robo advisors y el resto de instituciones financieras.
  • Planes de pensiones laborales: son planes de pensiones organizados por una empresa para sus trabajadores. Si tienes un plan de pensiones laboral, las aportaciones al mismo puedes realizarlas tú o la propia empresa antes de pagarte el sueldo.
  • Planes de pensiones asociados: estos planes de pensiones son contratados por grupos de personas, como pueden ser asociaciones o sindicatos.

Según las aportaciones

  • Planes de aportación definida: las aportaciones a estos planes deben ser periódicas. Están disponibles para promotores individuales, laborales y asociados, y al momento del rescate, se obtendrá el capital aportado y su rentabilidad.
  • Planes de prestación definida: los planes de prestación definida garantizan, como su propio nombre indica, que en el momento del rescate se obtendrá el capital aportado y una pequeña rentabilidad (como mínimo). Estos planes solo están disponibles para empresas y asociaciones.
  • Planes mixtos: estos planes son una mezcla de los dos anteriores; se establecen unas aportaciones periódicas y en el momento del rescate, se garantiza una parte del capital. De nuevo, solo están disponibles para empresas y asociaciones.

Según su política de inversión

  • Planes de pensiones de renta fija: los planes de renta fija invierten en activos como: Letras del Tesoro, bonos públicos y privados, obligaciones…
  • Planes de pensiones de renta variable: estos planes de pensiones invierten en activos de renta variable, principalmente en acciones, ETFs y fondos de inversión. La rentabilidad que ofrecen es mayor que los de renta fija, pero también aumentan el riesgo y la volatilidad.
  • Planes de pensiones mixtos: son planes que invierten en productos tanto de renta fija como de renta variable. De este modo, tratan de reunir las ventajas de ambos tipos de inversión en un solo producto.
  • Planes de pensiones garantizados: estos planes de pensiones se caracterizan por garantizar la devolución del capital inicial (total o parcialmente) y de la rentabilidad estipulada en el contrato si no se retira el dinero antes de la fecha acordada.

¿Qué plan de pensiones se ajusta más a ti?

Si eres un inversor individual y estás pensando en planificar tu jubilación, es posible que te preguntes qué tipo de plan de pensiones te conviene escoger, ¿cierto? Estos son los puntos positivos y negativos de cada tipo:

Tipo de planIndicado paraVentajasDesventajas
R. FijaInversores conservadores pero que aun así quieran algo de rentabilidadVolatilidad y riesgo bajosPoca rentabilidad y sin capital garantizado
R. VariableAhorradores que quieran hacer crecer su patrimonio de forma notoria de cara a su jubilaciónMayor rentabilidad esperadaRiesgo elevado
MixtoAhorradores con un perfil de riesgo intermedioMayor diversificación de activos, volatilidad más reducidaMenor rentabilidad que los planes de renta variable
GarantizadoInversores muy conservadores o personas cuya edad de jubilación está muy cercaCapital aseguradoRentabilidad muy baja

 

Cómo se rescata un plan de pensiones

Una cuestión muy importante que debes saber acerca de los planes de pensiones, es que no puedes rescatarlos siempre que quieras, es decir, que solo puedes acceder al capital en ciertas situaciones.

Dado que se trata de un producto pensado para la jubilación, una de estas situaciones es llegar a la edad de jubilación, ya sea la ordinaria, la anticipada o la diferida.

Sin embargo, no es el único caso en el que podrás rescatar el plan de pensiones, sino que puedes hacerlo de forma anticipada si se da alguna de estas situaciones:

  • Desempleo de larga duración: para que se de esta situación, debes cumplir 3 requisitos:
    • Estar dado de alta en el paro.
    • Estar inscrito como demandante de empleo.
    • No tener derecho a prestación por desempleo o haberla agotado.
    • (En caso de ser autónomo, se deben haber agotado las prestaciones contributivas y estar inscrito como demandante de empleo).
  • Fallecimiento: si el titular del plan de pensiones fallece, sus beneficiarios recibirán el capital del plan de pensiones. Si no se hubiese designado a nadie como beneficiario, lo recibirán los herederos.
  • Enfermedad grave: si el titular, su cónyuge o un familiar ascendiente o descendiente de primer grado padece una enfermedad grave, se puede rescatar el plan de pensiones.
  • Incapacidad laboral permanente: la incapacidad puede ser total, absoluta o gran invalidez.
  • Dependencia severa: si el titular es dependiente o gran dependiente puede solicitar el rescate.
  • Tras 10 años: a partir del 1 de enero de 2025, se podrán rescatar aquellos planes de pensiones cuyo antigüedad sea superior a 10 años.

Ventajas de los planes de pensiones

Ventajas de los planes de pensiones

Deducción fiscal en la renta

Una de las ventajas de los planes de pensiones que más gente destaca al hablar de ellos, son sus deducciones fiscales. Y es que el dinero que inviertas en tu plan de pensiones, se verá reducido de tus ingresos en la renta, y por lo tanto, deberás pagar menos impuestos.

Ahora bien ¿esto tiene algún límite? Sí, de forma convencional, podrás invertir en tu plan de pensiones individual hasta 2.000 € anuales, restando este aporte de tu base imponible. En el caso de que tengas un plan de pensiones de empleo o asociado, la cifra sube a 8.000 €.

De este modo, cuanto más inviertas en el plan de pensiones, mayor será la reducción fiscal de la que disfrutarás en la declaración de la renta. No obstante, se prevé que el gobierno reduzca estas deducciones en el futuro.

Elección del beneficiario

Sin lugar a dudas, la posibilidad de escoger a los beneficiarios es uno de los grandes fuertes de los planes de pensiones privados. Al fin y al cabo, has estado aportando dinero al fondo, y por ende, te pertenece a ti o a quien tú decidas.

En cambio, puedes pasarte toda la vida contribuyendo a un plan de pensiones público, pero si te pasa algo, ningún familiar tuyo podrá hacer uso de tu contribución.

Posibilidad de cambiar de plan

Al escoger un plan de pensiones privado, puedes decidir qué banco o gestora realiza las inversiones y gestiona tu capital. De este modo, tienes mayor poder de decisión sobre tus ahorros y por lo tanto, sobre tu futuro.

Interés compuesto

Los planes de pensiones son un tipo de producto de inversión con miras a largo plazo. De este modo, se aprovecha al máximo el poder del interés compuesto, es decir, invertir no solo el capital que aportas, sino también los beneficios de las inversiones pasadas.

Desventajas de los planes de pensiones

Cargas fiscales al rescatar el plan

¿Recuerdas que una de las ventajas de los planes de pensiones es que permitía deducciones fiscales en la declaración de la renta? Pues una de sus desventajas, es el pago de impuestos.

El Estado nunca pierde, y tarde o temprano debes pagar impuestos por el dinero que ganaste, concretamente, en el momento del rescate.

En primer lugar, debes saber que los planes de pensiones tributan en el IRPF como rentas del trabajo, y no como lo que son, una inversión. De este modo, los impuestos por cobrar tu plan de pensiones pueden ir desde el 19% anual hasta superar el 47%.

Por este motivo, debes tener mucho cuidado a la hora de cobrar tu plan de pensiones, pues si quieres cobrarlo demasiado rápido, acabarás perdiendo la mitad de todo tu capital.

Liquidez reducida

Aunque es una de las características principales de los planes de pensiones, no poder acceder a tu propio ahorro durante al menos 10 años, es sin duda una desventaja.

Sin embargo, si eres propenso a gastar dinero, esto se puede traducir en una ventaja, impidiéndote gastar dinero a no ser que sea estrictamente necesario (con las posibles situaciones de rescate mencionadas anteriormente).

Comisiones

Como todos los productos financieros, los planes de pensiones tienen comisiones, y en algunos casos llegan a ser muy elevadas.

Mi recomendación es que si quieres crear un plan de pensiones, lo hagas con un robo advisor como Finizens, InbestMe, Finanbest o Indexa Capital, pues sus comisiones rara vez superan el 1% anual y sus rentabilidades son bastante buenas.

Mi opinión final sobre los planes de pensiones

En definitiva, ya sea con planes de pensiones privados o con otros instrumentos de inversión, todos tendremos que preparar nuestra jubilación de forma independiente.

Las pensiones públicas no funcionan como todo el mundo piensa; ahorro > el Estado guarda mi dinero > me lo da cuando me jubilo.

En su lugar, el dinero que aportan los trabajadores actuales se emplea para pagar las pensiones actuales, y las pensiones de los trabajadores actuales se pagarán con lo que aporten los trabajadores futuros.

Parece un sistema que funciona, pero hoy en día ya se encuentra en una situación muy mala, teniendo que recurrir al endeudamiento público para hacer frente a todas las pensiones.

Por ello, los planes de pensiones son una alternativa muy interesante para ti si estás buscando un modo de asegurar tu futuro y no quieres muchas complicaciones.

Puedes contratarlos con tu banco o con alguna institución diferente, como los ya mencionados robo advisors, despreocupándote por completo de tu inversión.

Adicionalmente, puedes invertir en fondos de inversión, que también tienen ventajas fiscales, la oferta de activos es mucho mayor y puedes acceder a tu ahorro en cualquier momento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS