Qué son los CFDs – Ventajas y desventajas

Que es CFDs

En finanzas, un término muy utilizado, es el de los CFDs (contract for difference). Estos contratos por diferencias, permiten hacer operaciones sobre los movimientos de los precios, en donde no hay necesidad de tener el activo en cuestión.

En los CFDs, el precio se basa en el de un activo subyacente. Esto indica que las operaciones abiertas, son contratos con el bróker, en vez de la adquisición única de un activo. De esta forma, el CFD estipula el valor del precio de este activo.

Estos contratos por diferencias, se realizan entre 2 partes y señalan que el vendedor pagará al comprador, la diferencia entre el valor actual de un activo subyacente (divisas, acciones, bonos, índices, entre otros), al momento de la finalización del contrato.

En el caso que la diferencia sea negativa, entonces el comprador deberá pagar al vendedor. Con los CFDs, los traders han encontrado una gran oportunidad para operar con diferentes tipos de productos financieros sin poseerlos.

El trading con CFDs, es simplemente vender o comprar un contrato por diferencia. Según la posición tomada, el trader tendrá una ganancia o pérdida, si el precio del activo sube o baja.

Características principales de CFDs

Entre las principales características de los CFDs, podemos señalar: 

  • Tienen acceso directo al mercado.
  • Permiten negociar directamente, sin pasar por intermediarios.
  • Poseen un alto grado de liquidez y transparencia.
  • No tienen vencimiento.
  • No aplican comisiones
  • Tienen una amplia oferta de activos subyacentes para operar.
  • Permiten abrir posiciones cortas y tener beneficios de las situaciones bajas del mercado.
  • Otorgan liquidación diaria de ganancias y pérdidas.
  • Permiten el apalancamiento financiero.
  • Otorgan derechos económicos al tenedor.
  • Mercado abierto 24 horas y 5 días de la semana.
  • Se puede adaptar la cantidad invertida, al riesgo máximo o al tamaño de la cuenta.

Cómo operar con CFDs

Antes de operar con CFDs, lo recomendable es informarse muy bien sobre el tema o buscar asesoría con profesionales.

Los CFDs son un instrumento financiero que, si no se saben utilizar, puede propiciar un cierto riesgo.

Por ello, indicaremos a continuación, algunas recomendaciones a considerar, a la hora de operar con CFDs:

Practicar con una cuenta demo

Si no se tiene experiencia y conocimientos en relación al mundo de las finanzas, lo recomendable es practicar con una cuenta demo.

Las cuentas demo son perfectas, además, para que los traders expertos pongan a prueba sus estrategias, sin que exista ningún tipo de riesgo.

Usar herramientas de análisis técnico

Un análisis técnico realizado a través del estudio de las gráficas, es el que mejor se adaptará a la inversión con CFDs.

Hay que recordar, que no será suficiente tomar decisiones de inversiones a corto plazo, solo con un análisis básico, que tiende ser más provechoso a largo plazo.

Hacer operaciones a corto plazo

Los CFDs se adaptan sin problemas a las operaciones a corto plazo de horas o días (day trading).  Esto se debe a sus tipos de requerimientos iniciales, características y comisiones.

Ser realistas con el objetivo de las ganancias

Debemos ser en todo momento, muy realistas con los beneficios. Lograr un 1% de ganancias en diversos trades, es más sencillo que intentar ganar un 10%. Por ello, te recomendamos tener los objetivos claros, sin excederte.

No recuperar las pérdidas

Si ha pasado el caso, que se ha perdido dinero en una inversión, la recomendación es asumir dicha pérdida.

Abrir una nueva operación para compensar las pérdidas de la anterior, te llevará por un camino de fracaso.

No dejarse llevar por las emociones

Esto es un aspecto clave para operar con CFDs. Mantener las emociones de lado, es muy importante, para no realizar acciones no razonadas o sin ser previamente estudiadas.

Una acción emocional, puede tener buenos resultados pocas veces y hay que tener bien en claro, que las veces que no resulte, las pérdidas pueden echar por la borda, cualquier ganancia que se haya obtenido con anterioridad.

Tener un control sobre el apalancamiento

El apalancamiento, puede ser muy positivo o negativo para los CFDs. Esto permite acceder un mayor capital inicial, pero también puede ocasionar pérdidas mucho más altas al dinero invertido.

Lo recomendable en ese caso, es controlar las pérdidas, para que no provoquen catástrofes inesperadas.

Usar la herramienta stop loss

Para un mejor control del apalancamiento, la alternativa recomendable, es utilizar la herramienta del stop loss.

Esta pone un límite de pérdidas y si se activa, cierra la operación de inmediato. Si no se aplica, puede haber una caída rápida y descontrolada de los precios, lo que originará grandes pérdidas que serán irrecuperables.

Usar el take profit

El take profit es lo contrario al stop loss. En este caso, se establece un objetivo de ganancias que satisfaga al inversor. Cuando ese límite se activa, la operación se cierra.

De esta forma, si el precio cambia la dirección de la tendencia, no se terminará con un resultado mucho más negativo.

Estudiar y aprender del negocio

A la hora de operar con CFDs, se necesita de un gran conocimiento, tanto de esta herramienta financiera, como de todo el mercado en general.

Sin piensas que aún no dominas lo suficiente el tema, te recomendamos seguir estudiando y practicando en cuentas demo.

Adicionalmente, puedes pedir asesoría a profesiones o expertos en el tema y hacer cursos especializados, para así obtener mayores ganancias a futuro.

Aplicar la diversificación

Entre las estrategias de cualquier inversor, la diversificación es un aspecto que siempre se debe considerar.

Cuando nos referimos a diversificar, significa que cubriremos las posibles pérdidas en una operación, apostando en otros tipos de productos.

Apalancamiento en CFDs

El apalancamiento en CFDs, permite que sean un activo más arriesgado que el activo subyacente. Esto se debe a que el apalancamiento, puede multiplicar las ganancias, pero también aumentar las pérdidas.

Para ello, es fundamental realizar un seguimiento de los movimientos del mercado y determinar los riesgos que se tienen, cuando se invierte en CFDs.

Aunque, mientras mayor sea el riesgo, mayores serán las ganancias que podemos conseguir. Una recomendación antes de invertir en CFDs, es preguntarnos cuál es el perfil de riesgo.

Invertir en CFDs

Ventajas y desventajas de los CFDs

A continuación, te detallamos algunas ventajas y desventajas de los CFDs:

Ventajas

  • Se puede operar con un capital mayor al que realmente se dispone.
  • Permiten el apalancamiento y operar en un mercado global.
  • Los CFDs no tienen vencimiento.
  • Se puede invertir al alza o a la baja.
  • Se pueden desarrollar estrategias de inversión, especulación y cobertura de carteras.
  • Poseen la misma liquidez que el activo subyacente.
  • Se pueden incluir diversas órdenes, como stops losstake profits.
  • En posiciones cortas, se abonarán los intereses y se deducirán los dividendos.
  • En posiciones largas, se recibirán los dividendos que corresponden por tener las acciones.

Desventajas

  • No todos los CFDs tienen la misma liquidez.
  • Las pérdidas pueden ser mayores a la cantidad invertida.
  • En el caso de las liquidaciones diarias y el apalancamiento, si la operación no va en la dirección esperada, nos perjudicarán mucho.
  • Son operaciones con un cierto grado de riesgo.
  • No se negocian en mercados regulados.
  • En posiciones cortas, se pueden reducir los dividendos.
  • Las fluctuaciones en los precios de los CFDs, no siempre reflejan el comportamiento de los activos subyacentes.

Disponibilidad de los CFDs

Los CFDs están disponibles actualmente, en algunos de los siguientes países:

  • España.
  • Italia
  • Francia
  • Alemania
  • Reino Unido.
  • Nueva Zelanda.
  • Canadá.
  • Australia
  • Austria
  • Japón.
  • Holanda
  • Noruega
  • Polonia
  • Portugal
  • Rusia
  • Singapur
  • Suecia
  • Suiza
  • En toda Latinoamérica.
  • Otros países.

En cambio, los CFDs no están permitidos en algunos, como en los Estados Unidos, debido a las normas sobre productos de venta libre.

En ese caso, los CFDs no pueden ser intercambiados por inversores minoristas, al menos que estén en una bolsa registradas.

Horarios de los CFDs

No todos los CFDs se pueden negociar a cualquier horario, ya que dependerá de su activo subyacente.

El horario para operar con CFDs, está relacionado con la política de cada bróker. Algunos respetan los horarios de negociación del activo subyacente y otros en cambio no lo hacen.  No obstante, se permite operar incluso el día domingo.

Si el bróker permite operar el domingo, en ese caso nos encontramos ante un creador de mercado o market maker.

Es clave conocer las horas en las que los diversos mercados financieros se solapan, ya que allí, la volatilidad y el volumen de negocio es mucho mayor, al igual que las oportunidades de trading,

Pero si prefieres movimientos más suaves, por la noche es un buen momento para operar en Forex por ejemplo, ya que solo está activo el mercado asiático.